Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Gran Senda de Málaga. Etapa 30: Estepona-Marbella (Guadalmina)

Descubre tu etapa
Descubre tu etapa

Acércate a la Gran Senda

Con vistas al mar
Con vistas al mar

Recorre las etapas de la Senda Litoral

Un recorrido por toda la provincia
Un recorrido por toda la provincia

Una ruta pionera en Andalucía de 739 kms 

Pueblos blancos y montañas
Pueblos blancos y montañas

Diversidad de paisajes en todo el recorrido

Caminar y superar
Caminar y superar

Un reto personal en cada tramo

Vídeos

Gran Senda de Málaga. Etapa 30: Estepona-Marbella (Guadalmina)

Comenzamos nuestra ruta en el paseo Marítimo de Estepona, junto al arroyo o río la Cala. Tomamos el paseo marítimo hacia el este, en breve se acaba y aparece una pequeña senda entre los arboles junto a los edificios, si la tomamos al poco alcanzaremos otro trozo de paseo marítimo, algo abandonado y colgando sobre un pequeño acantilado arenoso. La tónica general del recorrido es trozos de paseo marítimo y trozos de playa, los más. Que unas veces serán por arena y otras por cantos rodados que ocupan gran parte de la playa. De nuevo a la arena y a trozos de paseo muy cortos, hasta que llegamos al primer río importante el Padrón, con caudal es necesario descalzase para vadearlo. Pasado el río, el centro comercial. Después el río Castor, el Velerín y al poco la torre del Velerín, en este punto y cera de la torre un sendero entre cactus y pitas da un toque de color al recorrido. A unos dos kilómetros y medio nos encontramos con otra torre, la Torre Almenara muy bien conservada y rodeada de jardines. Bajamos de nuevo al paseo y luego a la playa para llegar a el otro río importante, el Guadalmansa con una desembocadura que supera los cincuenta metros de ancho, y que a veces tiene agua hasta la mar, en estos casos es necesario vadearlo con precaución. La torre del Saladillo, y la de la Atalaya también forman parte del recorrido, tras la última a pocos metros estamos en el río Guadalmina el último de los grandes sin puente.