Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Gran Senda de Málaga. Etapa 27: Benalauría-Genalguacil

Descubre tu etapa
Descubre tu etapa

Acércate a la Gran Senda

Con vistas al mar
Con vistas al mar

Recorre las etapas de la Senda Litoral

Un recorrido por toda la provincia
Un recorrido por toda la provincia

Una ruta pionera en Andalucía de más de 750 kms 

Pueblos blancos y montañas
Pueblos blancos y montañas

Diversidad de paisajes en todo el recorrido

Caminar y superar
Caminar y superar

Un reto personal en cada tramo

Vídeos

Gran Senda de Málaga. Etapa 27: Benalauría-Genalguacil

Comenzamos la etapa junto al lavadero público tomando la carretera que va hacia Atajate, unos cien metros a la derecha aparece una pista asfaltada, es nuestro camino. La pista en sentido descendente nos lleva a un cruce a la izquierda, esta vez con una pista de tierra, lo tomamos y se convertirá en un camino empredrado, seguimos bajando por ese camino y volvemos a la pista asfaltada. Hemos cortado camino por el sendero viejo. Seguimos la pista, pasamos por un paso canadiense y al poco aparece un cruce importante, con un letrero a la derecha que pone "SENDERO", no lo debemos tomar. Seguimos rectos y la firme de la pista de asflarto pasa a tierra, continuando por ese camino llegamos al área recreativa de la dehesa de Jimera de Líbar. Una fuente a veces tiene agua. Sin salirnos de la pista de tierra vamos atravesando un impresionante bosque mediterráneo hasta alcanzar el arroyo Judio, que vadeamos por el cauce, normalmente no tiene caudal. La pista se hace más farragosa para los vehículos pero cómoda para nosotros, nos lleva hasta una finca llena de nogales, que bordearemos por sus carriles, primeros pegados a una balsa de riego. Pasada la balsa aparece una senda que nos acerca a un arroyo que vadeamos por los puentes de madera, seguimos bordeando la finca y antes de pasar una pasarela de hormigón, aparece a la izquierda una senda que tomamos tras pasar una angarilla. La senda nos lleva a otro arroyo que pasamos, ahora se hace más estrecha y en invierno con un poco de barro, son tierras de bujeo. El camino en sentido ascendente busca el final de unas tierras de labor, cruzamos otro arroyo, este sin puente, y al poco estamos en la laguna Honda. Desde la laguna tomamos una pista de tierra a la izquierda para al poco girar a la derecha en un cruce que después de una subida nos dejará en Siete Pilas. Continuamos con nuestro itinerario buscando el Pilar de Siete Pilas, conocido en la comarca por su valor etnográfico y su buen estado de conservación. En el pilar, nace una vereda sinuosa, en un principio adoquinada, que asciende buscando el "carril de las Canchas". Una vez topamos con el citado vial, deberemos virar a la derecha y continuar por una pista hoy día alquitranada. En el kilómetro 1,1, deberemos desviarnos hacia una vereda "antiguo camino de Siete Pilas a Benalauría" y seguir en ascenso hacia el puerto, no sin antes sortear un nuevo cruce que deberemos tomar de frente. El puerto es la zona de mayor altitud de la etapa, antes hemos pasado junto a la Fuentezuela, donde podemos tomar agua y beber del manantial. El descenso desde el puerto nos lleva al enlace con el GR-141 primero y después a la carretera A-369. La cruzamos, seguimos descendiendo y llegaremos al caserío de Benalauría.