Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 11: Alfarnate - Villanueva del Rosario

GR 249. Etapa 11: Alfarnate - Villanueva del Rosario
Tipo etapa Lineal
Tipo de firme Asfalto, pista y senderos pedregoso
Longitud total en metros 15400 m.
Tiempo estimado 5:15 h.
Desnivel neto en metros 1360 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 590 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 770 m.
Dificultad Valoración según método MIDE
3

Medio

2

Itinerario

2

Desplazamiento

3

Esfuerzo

Información general

Itinerario

Con un relieve montañoso acusado de fuertes desniveles y un modelado kárstico, el sendero atraviesa la Sierra de Jobo que forma parte del complejo montañoso “Sierra de Camorolos”, incluido en la Red Natura 2000 por sus valores botánicos y faunísticos.

 

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Lugares de paso
Accesibilidad
Características
Formas de recorrer
Cartografía
Municipios
  • Características

    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 15400
    Tramos de asfalto o cemento 4400 29 %
    Tramos de pista o camino forestal 6600 43 %
    Tramos de senda 4400 29 %
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.
    • A pie

    Señalización

    Señalización
  • Cartografía

    Todo el recorrido está en el 1039-II (Periana), salvo el trocito del camping abandonado, que aparece en el 1024-IV (Villanueva del Trabuco) y el final de la etapa, que ya está en el 1039-I (Villanueva del Rosario).

  • Municipios

    Alfarnate

    Dónde comer

    Pinche aquí

    Dónde dormir

    Pinche aquí

     

    Villanueva del Rosario

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

Información medioambiental

Los ríos y el agua
  • Los ríos y el agua

    Al principio se cruza el Arroyo de los Morales, en plena vega de Alfarnate, un cauce asfixiado por los cultivos donde se ve un bonito ejemplar de álamo, algún olmo y membrillos en los taludes terrosos.

    Luego el terreno calizo no deja más opción a la circulación del agua que hacerlo de forma subterránea, salvo en los hoyos o navas donde puede encharcarse de forma estacional. Este proceso se puede ver aquí y allí en las épocas lluviosas pero es especialmente significativo en las Lagunas de Hondonero o la del Cerro Urán, a pie de sendero y con sus respectivos paneles indicadores e interpretativos, y la de la Sierra de San Jorge.

    En Hondonero, convenientemente señalizadas, se localiza un rosario de pequeñas fuentes muy importantes también para los numerosos anfibios descritos en la zona, entre los que destacan el gallipato, el tritón pigmeo, o el sapillo moteado ibérico como especies singulares y de hábitat más reducido. Las fuentes son las de Hondonero, la Zarza, la Canaleja, el Raigón y Urán. En general son pequeños aportes ubicados en los estratos arcillosos que han sido canalizados para el uso ganadero.

    Nada que ver con las grandes salidas de agua de los acuíferos carbonatados de estas enormes sierras, que drenan en dos potentes nacimientos a pie de monte, el del Nacimiento o del Chorro cuya indicación se ve enfrente de la Ermita de Nuestra Señora del Rosario y el recién declarado Monumento Natural en 2011, la Fuente de los Cien Caños en Villanueva del Trabuco, tradicional nacimiento del Río Guadalhorce a pesar de provenir este del Puerto de los Alazores.

    El Chorro, encauzado en un azud nada más nacer, da lugar al Arroyo de los Cerezos, que se une al que acompaña al GR al llegar a Villanueva del Trabuco, el Arroyo de la Canaleja. Este último arroyo fue uno de los implicados en las graves inundaciones del pueblo en septiembre de 2012 al caer una gran tromba de agua, provocando cuantiosos daños materiales

Fauna
  • Fauna

    Aves

    Es la etapa en la que se alcanza una altitud mayor en el conjunto de las 35 etapas de la Gran Senda de Málaga. Se inicia en zonas llanas con cultivos y se asciende por zonas de matorral, que pasan a ser formaciones de pino y encina bastante densos, y también quejigos. En las partes altas se pasa muy cerca de cortados rocosos de envergadura y la bajada se hace a través de la dehesa de Hondonero, con cornicabras y arces y bajo el predominio de la montaña. La llegada a Villanueva del Rosario se hace en un entorno dominado por los nacimientos de agua. Así, tendremos la posibilidad de ver especies de medios abiertos, de montaña y también forestales y de ribera.

     

    Especies Singulares

    El principio de la etapa lo conforman zonas de cultivo donde predominan la lavandera blanca, bisbita común, cogujada común, alondra común, jilguero, pardillo, verdecillo y verderón, aunque en la misma cuesta que nos conduce a la zona de encinas aparecerán muy pronto especies de matorral como la perdiz roja, tarabilla, mirlo común, petirrojo, collalba rubia, curruca cabecinegra, zarcero común, curruca rabilarga, alcaudón común, y otras de carácter forestal como el zorzal común, carbonero común, pinzón vulgar y escribano montesino. En vuelo tendremos casi de manera continua vencejos común y pálido junto a hirundínidos (principalmente golondrinas común y dáurica y avión común), durante los meses en los que estas especies están entre nosotros.

    En las formaciones arbóreas, compuestas por pinos en primer lugar y encinas y quejigos más adelante, podrán aparecer gavilán, paloma torcaz, tórtola común, cuco, autillo, cárabo, abubilla, pico picapinos, pito real, totovía, chochín, zorzales charlo y común, curruca capirotada, reyezuelo listado, carbonero garrapinos, herrerillo común, agateador común, arrendajo, piquituerto, picogordo, escribano soteño y, algunos inviernos, escribano cerillo. En las zonas de encinar es posible ver curruca mirlona y rabilargo, y en las zonas más húmedas, con quejigos, mosquiteros ibérico.

    Ya en ambientes rocosos, que en la etapa aparecen cerca de las cotas más altas, podremos observar águila real, águila perdicera, vencejo real, avión roquero, roquero solitario, collalba negra, grajilla, chova piquirroja, cuervo y gorrión chillón. Aunque el buitre leonado no nidifica en estas sierras, se dejan ver con relativa frecuencia en grupos reducidos. Una especie singular de lo más alto de la etapa, y que puede verse durante los meses de primavera y verano, es el roquero rojo, ave de la familia de mirlos y zorzales que presenta un plumaje muy vistoso en los machos. También podremos ver en estas zonas elevadas collalba gris y acentor alpino.

    Ya en la zona de Hondoneros, en la bajada hacia el final de la etapa, se sumarán a las especies ya mencionadas la chocha perdiz y curruca zarcera en las zonas de umbría, zorzal alirrojo, mirlo capiblanco, curruca carrasqueña, mosquitero papialbo y, ocasionalmente, pinzón real. También es esta buena zona para observar el majestuoso vuelo del águila real y escuchar al búho real.

    Conforme nos acercamos al pueblo de destino se hacen más frecuentes las zonas de cultivo, donde son la tórtola turca, estorninos negro y pinto, gorriones y fringílidos las especies más frecuentes. También podremos ver lavanderas blanca y cascadeña, y ruiseñores común y bastardo en el entorno del arroyo de Los Cerezos.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.

Desarrolla tus emociones

Descripción
Trabajo personal
  • Descripción

    RESPONSABILIDAD

    El trabajo personal que acompaña a esta etapa se corresponde con la Responsabilidad. Representa la etapa más emocional y de mayor profundidad, para la que es necesario una cuestión de honestidad y estar dispuestos a querer revisarse a sí mismos. Para un proceso personal de la forma más adecuada se invita realizar su recorrido haciendo uso del silencio y así poder atender nuestro dialogo interior, invitándonos a esa conexión, que nos permite unificar cuerpo, mente, emoción y alcanzar la tranquilidad.

    La intención que se pretende es reflexionar acerca de cuál ha sido nuestra parte de responsabilidad en las situaciones que nos rodean, cuál ha sido nuestra influencia y contribución para que haya sucedido, así como identificar los mecanismos para superarnos física, mental, emocionalmente y poder reproducirlos en otras áreas de nuestra vida. Lo que realmente se pretende es acallar la mente pensante para ver en lo que aparentemente se presenta como obstáculos y piedras que dificultan el camino, oportunidades para aprender y avanzar mejorando nuestras vidas, tomando decisiones que marquen un antes y un después, aparcando las quejas y el papel de víctimas para responsabilizarnos de aquello que nos corresponde, creando una diferencia, con la intención de adquirir la habilidad para decidir respuestas ante cualquier situación, implantar el éxito, la tranquilidad y la realización personal como estilo de vida.

  • Trabajo personal

    Comenzamos esta etapa de la Gran Senda haciendo uso del silencio para atender al diálogo interior y fomentar el bienestar así como una salud emocional.

    Partimos de la Plaza del Puente de Alfarnate, que significa "molino de harina", Al Farnat. Se fundó durante la época musulmana, cuya tradición se manifiesta en la celebración de moros y cristianos en septiembre.

    Durante su recorrido nos encontramos con antiguas eras donde se trillaba el grano.

    Atravesamos una cañada de gran interés botánico, bosque de galería con encinas, majuelos, quejigos...

    Llegamos a la Cueva de Toma y Bebe situada en el Puerto del Quejido, donde podemos acceder a ella a través de un hueco que nos conduce a una cavidad que ofrece una leyenda, guarda en su interior un manantial de agua viva, se dice que en una fría noche de invierno, dicha cueva significó un refugio para un extranjero inglés. En su interior se escuchó una frase que decía: “Toma y Bebe”, la que provocó la muerte de este hombre.

    Llegamos al mirador del Hondonero Alto, es el punto más alto de Hondonero y significa un balcón natural donde se invita realizar una parada de 15 minutos para poder reflexionar lo siguiente:

    ¿Qué oportunidad abre la vida para ti en este instante?

    Continuamos nuestra etapa hasta llegar a la Ermita de Nuestra Señora del Rosario, patrona del pueblo, situada entre los parajes del nacimiento o “Chorrillo” y Hondonero.

    El municipio de Villanueva del Rosario fue un lugar muy importante para los visigodos y romanos por sus numerosos cerros desde donde se divisaban las galeras. Después de cubrirse bosques pasó de llamarse Puebla del Saucedo a Villanueva del Rosario lo que significa el final de esta emocionante etapa.

     

Oportunidades de negocio

Turismo
Deportes
Medioambiente