Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 22: Ardales - El Burgo

GR 249. Etapa 22: Ardales - El Burgo
Tipo etapa Lineal
Tipo de firme Precaución carretera. Carril compactado.
Longitud total en metros 22800 m.
Tiempo estimado 5:35 h.
Desnivel neto en metros 930 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 570 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 360 m.
Dificultad Valoración según método MIDE
1

Medio

1

Itinerario

1

Desplazamiento

3

Esfuerzo

Información general

Itinerario

Esta ruta es una perfecta combinación entre historia y naturaleza, con un trazado de suave perfil a través de campos de olivos y de pinares, que discurre a los pies del Castillo del Turón, hasta alcanzar la localidad de El Burgo con su hermoso paseo fluvial.

 

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Lugares de paso
Accesibilidad
Características
Formas de recorrer
Cartografía
Municipios
  • Características

    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 22800
    Tramos de asfalto o cemento 3100 14 %
    Tramos de pista o camino forestal 19700 87 %
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.
    • A pie

    Señalización

    Señalización
  • Cartografía

    Se comienza en el 1038-I (Ardales) pero solo unos metros. La parte principal arbolada se encuentra en el 1037-IV (Serrato) y se finaliza en el 1051-I (El Burgo).

     

  • Municipios

    Ardales

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

    El Burgo

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

Información medioambiental

Los ríos y el agua
  • Los ríos y el agua

    En realidad  el recorrido permite poco el contacto con cauces y manantiales. No obstante, las lomas de margocaliza que se visitan son la divisoria de cuenca entre dos ríos de primera magnitud en la provincia de Málaga. Hacia el sur, y con una visita fugaz al principio, el Río Turón, escasos kilómetros antes de su embalse en el Conde de Guadalhorce. El Turón a su paso por el Puente de la Molina tiene poca cobertura vegetal en sus orillas, un cordón den de adelfas y algunas aneas, con una interesante población de una planta acuática del género Potamogeton que tapiza la superficie del agua con sus hojas lanceoladas desde la que salen unas espiguitas erectas portando las flores.

    Hacia el norte, diversos arroyos temporales nacen de estas cumbres para desembocar en el Río Guadalteba, que como tal empieza a denominarse en el pueblo de Serrato al confluir en el casco urbano el Arroyo de las Cuevas con el Riachuelo de Serrato. Se trata, pues, de una divisoria de cuencas (especialmente remarcable en el Cerro de Márquez) que lleva aguas a dos pantanos diferentes, el citado del Conde del Guadalhorce y el del Guadalteba, que se unen como se sabe en la entrada del Desfiladero de los Gaitanes.

    En el extremo nororiental de la Loma del Castillo se localiza la Fuente Techada, fuera del recorrido, pero al final sí que se pasa por un manantial de importancia local, la Fuente Nueva, recientemente habilitada. Antes de llegar a ella se pasa por un lugar rico en nacimientos. Cuando se ha bajado la cuesta empinada desde el Puerto de la Herradura se alcanza una zona encharcable bastante amplia llena de zarzas, rosales silvestres y junqueras que se llama Prado de Águila, donde hay un pozo apenas reconocible entre la vegetación. Desde aquí comienza un regato que se hace más grande cuando pasa por la no habilitada Fuente Cepero, en el lugar con grandes eucaliptos, y ya se llama Arroyo de los Niños. El arroyo se cruza varias veces y cobija un bonito bosque de ribera con chopos, saos y álamos blancos.

    Por fin, muy cerca ya de El Burgo está el Molino Polo, al que alimentaba una acequia que ahora surte a las huertas aledañas.

Fauna
  • Fauna

    Aves

    El comienzo de la etapa está marcado por el río Turón, que conforma una zona de inundación que puede acoger a una gran cantidad de especies acuáticas. Al poco de iniciar la senda nos separamos del cauce y cruzamos zonas de cultivo de cereal que pasan a convertirse en pinar maduro a los pocos kilómetros; este pinar acoge enebros en su parte más alta, donde aparece un matorral noble de interés. Divisando altas cumbres durante toda la etapa, desde los altos de la sierra Huma al principio, hasta las sierras de Alcaparaín, Ortegícar y Prieta a lo largo del sendero, este tramo de la Gran Senda de Málaga marca el inicio de las etapas serranas, donde las especies más propias de la montaña de nuevo hacen acto de presencia. Una vez alcanzada la altitud máxima de la etapa, donde al pinar se le suman encinas, de nuevo son las zonas de cereal las que predominan, con especies propias de ambientes abiertos. Conforme nos acercamos a El Burgo son las huertas y cultivos arbolados los ambientes predominantes, que junto a la presencia de arroyos hacen muy entretenida la labor de observación de aves.

     

    Especies Singulares

    En Ardales, y más concretamente en el entorno del río, podremos observar aves típicamente urbanas como vencejos pálidos, estorninos negro y pinto, golondrinas común y dáurica, avión común y avión roquero. Estas especies se concentran en el río tanto para alimentarse de insectos como para beber agua en vuelos rasos en los que, con precisión milimétrica, introducen únicamente la mandíbula inferior en el río. De encontrar un grupo de estas aves concentrado en la zona merece la pena dedicar un rato si aún no sabemos cómo distinguirlas.

    Desde el mismo puente, y aguas abajo del mismo, tendremos ocasión de ver ánades reales, algún cormorán grande y limícolas como el chorlitejo chico o la estilizada cigüeñuela. La cercanía de cultivos de olivar, con mosaicos de cereal, junto al bosquete de ribera en el mismo inicio de la etapa, favorece que la diversidad de especies que podamos observar sea muy elevada. Chotacabras pardo, abundante en la zona, abubilla, cogujada común, ruiseñor común, colirrojo tizón, tarabilla común, mirlo común, buitrón, ruiseñor bastardo, currucas cabecinegra y capirotada, mosquitero común, reyezuelo listado, papamoscas gris, carbonero común, alcaudón común, oropéndola, jilguero, verderón, verdecillo y triguero, son las especies más frecuentes.

    En las cercanías del castillo del Turón podremos sorprender a algún mochuelo sobre los majanos existentes, así como al roquero solitario o el búho real en el mismo castillo. En la transición al pinar son frecuentes las perdices, y una vez adentro de la masa arbórea el carbonero garrapinos nos hace saber la tipología de bosque a la que nos enfrentamos. Este pinar acoge también al águila calzada, gavilán, pico picapinos, mirlo común, zorzal común, curruca cabecinegra, curruca capirotada, alcaudón meridional en las zonas más abiertas, arrendajo, pinzón, piquituerto y pardillo, entre otras especies. Al llegar a la cota aproximada de 800 metros, la presencia de encinas y matorral es señalada por la aparición de herrerillo común y también de curruca tomillera.

    Si pretendemos observar grandes rapaces esta etapa es un buen lugar, ya que recorre el límite de varios territorios. Una mirada de cuando en cuando al cielo, recorriendo con el prismático el borde de las altas cumbres, nos facilitará la observación de águila real y águila perdicera, así como ejemplares de buitre leonado.

    Al dejar atrás la zona arbolada la senda transcurre por zonas de cultivo de cereal, envuelta por retamas de gran porte. Justo en esta zona encontramos una junquera a la izquierda de nuestro transcurrir donde no pasarán inadvertidos los abundantes trigueros, junto a tórtolas comunes, tarabillas comunes, buitrones y otras muchas de las especies mencionadas hasta el momento. Los farallones que dejamos a la derecha son morada del búho real, que junto al cernícalo vulgar, grajilla y chova piquirroja deja clara la presencia de cortados. Una vez nos acercamos al arroyo de los Niños serán abejarucos, zarceros comunes, alcaudones, estorninos y escribanos soteños las especies que marquen nuestros pasos, hasta llegar a la zona más domesticada por los cultivos y las casas de campo, donde la comunidad de paseriformes se enriquece de manera notable.

    Si es primavera-verano el momento de hacer la ruta, serán los aviones comunes los primeros en darnos la bienvenida a El Burgo, de nuevo a orillas del mismo río que dejamos atrás en Ardales.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.

Desarrolla tu cuerpo

Descripción
Trabajo personal
  • Descripción

    INTENCIÓN

    La intención es el trabajo personal que se corresponde con la etapa del cuerpo. Al comienzo de esta etapa y durante su recorrido abordaremos “La Intención”. Significa tomar conciencia o reflexionar sobre la finalidad o función que perseguimos en nuestra mente a la hora de tomar decisiones, para qué vamos a realizar este camino, cuál es nuestro verdadero sentido e intención en cada paso que damos.

    La importancia de este proceso reside en comenzar a caminar con el objetivo en nuestra mente, decidir firmemente nuestros proyectos para crear un motor de acción continua que proporcionará actitud e iniciativa. Es un recorrido para caminar con sentido, incorporando la intención firme de realizarlo con la tranquilidad desde el momento presente.
    Representa nuestro kilómetro cero o punto de partida, el comienzo de todas las manifestaciones, un lugar tanto físico como emocional, desde donde comenzamos nuestro camino hacia el interior y el viaje por La Gran Senda para poder guiar tu vida hacia donde realmente sientes y quieres.

  • Trabajo personal

    Esta etapa de la Gran Senda comienza en el municipio de Árdales cuyo origen nos transporta hasta la prehistoria, fue fortificada por los romanos alrededor de la cual se fue configurando el pueblo actual. Fue denominada Ard-Allah.

    Atravesamos un túnel, hasta llegar al Puente Romano de la Molina que cruza el río Turón. Se encuentra a mitad de camino entre las zonas de Malaca y Bética. Fue construido en el siglo I d.C. Nace en la orilla de la Sierra de las Nieves en el paraje conocido como la Fuensanta. Alberga un importante ecosistema natural, viven carpas, barbos... se pueden divisar garzas, patos y encontramos algunas nutrias.

    Mientras cruzamos este puente se envía una agradable propuesta, la de regalar una lluvia de abrazos a todos y cada uno de los acompañantes con los que se realice la etapa, si tu andadura es en solitario, es el momento para abrazarte a ti mismo y DECIDIRTE importante.

    Nuestra etapa nos conduce hasta la cima de una montaña donde nos encontramos con las ruinas del Castillo de Turón que en su día fue una magnífica fortaleza de origen medieval, al que podemos homenajear reconstruyendo su historia. Inmersos en conflictos bélicos mataron al escocés Sir James Douglas junto a 7 caballeros custodiaban el corazón del rey escocés Robert Bruce con la intención de iniciar su propia cruzada.

    Es una oportunidad para rescatar de este acontecimiento que nos regala nuestra historia, un aprendizaje para inyectar vida a aquello que se llevó el paso del tiempo:

    Es un buen momento para tomar una DECISIÓN en el más alto nivel de compromiso, Pase lo que pase, no significa por encima de nada ni de nadie y para saber si la decisión es la adecuada, ha de proporcionarte tranquilidad.

    Continuamos avanzando a través de un camino acompañado por olivos, hasta llegar al punto más alto de esta etapa 800 metros.

    Una vez aquí se invita a realizar una parada de 15 minutos en silencio, para alimentar nuestro cuerpo y atender su necesidad.

    Sigue nuestro itinerario, uniéndose a la Cañada Real y más adelante se une con la ruta en bicicleta el Espinazo del Perro, lo que se convertirá en un trayecto estupendo para compartir aquello que consideres.

    En estos parajes podremos ver ovejas pastando por la zona lo que puede significar un encuentro con múltiples connotaciones e interpretaciones según la persona.

    El final de esta espectacular etapa nos conduce al municipio del Burgo, un lugar escogido por los amantes de la naturaleza y la inspiración. Se encuentra abrigado y abrazado por el río Turón, grandes bosques de encinas, pinsapos y montañas, alzándose sobre un cerro hacia el cielo.

     

Oportunidades de negocio

Turismo
Deportes
Medioambiente