Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 31: Marbella - Ojén

GR 249. Etapa 31: Marbella - Ojén
Tipo etapa Lineal
Tipo de firme Asfalto y acerado en la mitad del recorrido, después senda ancha con algunos tramos más estrechos.
Longitud total en metros 17000 m.
Tiempo estimado 3:55 h.
Desnivel neto en metros 1575 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 930 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 645 m.
Dificultad Valoración según método MIDE
2

Medio

2

Itinerario

2

Desplazamiento

3

Esfuerzo

Información general

Itinerario

Desde las doradas playas de Marbella, y ascendiendo hacia Ojén por los pinares de Nagüeles en Sierra Blanca,
la senda, con continuas subidas y bajadas, bordea toda la falda del majestuoso Pico de La Concha desde donde divisaremos incluso el Peñón de Gibraltar.

 

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Lugares de paso
Accesibilidad
Características
Formas de recorrer
Cartografía
Municipios
  • Características

    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 17000
    Tramos de asfalto o cemento 4400 26 %
    Tramos de pista o camino forestal 300 2 %
    Tramos de senda 12300 72 %
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.
    • A pie

    Señalización

    Señalización
  • Cartografía

    Todo el recorrido está en la hoja cartográfica 1065-IV (Marbella).

  • Municipios

    Marbella

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

    Ojén

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

Información medioambiental

Los ríos y el agua
  • Los ríos y el agua

    Salvo en épocas de lluvia, cuando algunos de los Arroyos pueden bajar con cristalinas aguas, no se trata de una etapa donde lo acuático prepondere, tal y como cabe esperar de una sierra dolomítica de acusados relieves y a la altitud a la que se recorre. Tanto el Arroyo de Calaña como el de Puerto Rico, que a la postre forman el Arroyo Guadalpín al unirse, son los desagües de cuencas de cierto recorrido y, por tanto, son los que pueden mantener más tiempo el caudal suficiente para que algunas pozas sigan con agua. Pero en general el recorrido propuesto no facilita el contacto visual con estas zonas.

    En el Puerto de los Mochileros se está muy cerca de la Cascada de Camoján, una surgencia de agua que da nombre a toda una urbanización. El asentamiento de un eremitorio en el valle del Arroyo de Calaña se debe sin duda al factor del recogimiento pero también a la disponibilidad de agua en una fuente que tampoco se ve durante el recorrido pero que queda muy cerca, a un kilómetro y medio aproximadamente, andando arroyo arriba desde las ruinas.

    Mención aparte merece el enclave de Puerto Rico, en cuya denominación se deja entrever la potencialidad de explotación que aportan dos circunstancias especiales en estos parajes: la existencia de un par de allanadas de grandes dimensiones a diferente altura y la surgencia de agua en la parte superior. El aprovechamiento del agua se comprueba nada más cruzar el arroyo en Puerto Rico Alto a causa de una antigua acequia de mampostería rematada con ladrillo macizo. La espesa vegetación apenas deja ver la zona cultivada, pero al ascender un poco se ven algunos naranjos y otros árboles frutales, mientras que la humanización del lugar aporta las ruinas de algunas casas.

    En realidad Puerto Rico Alto es el borde de una primigenia caída de agua de enormes dimensiones que fue creando a lo largo de milenios un frente de cascada a base de sucesivas capas de travertino, cargadas de cal. El perfil que muestra el tajo semicircular que mira a Marbella tiene numerosas oquedades y cuevas que se sabe estuvieron habitadas en la Prehistoria, puesto que aquí se unen el ámbito forestal, lo guarecido del valle y la existencia de agua permanente.

    Hacia el final de la Etapa hay otra zona de cascadas de toba, solo que mucho más modestas. Son dos vallecitos pertenecientes al Arroyo del Tajo Negro, que milagrosamente escaparon del último incendio, de 2012. En el arroyo principal hay un largo abrevadero acondicionado para las especies de caza mayor y luego, hasta el cerro de las antenas de telecomunicaciones, hay dos pilares más de menores dimensiones con idéntico fin y dotados de un sistema de boyas para que no falte el agua procedente de una goma que acompaña al sendero y viene de un depósito próximo.

Fauna
  • Fauna

    Aves

    En el inicio de la etapa, a nivel del mar, podemos observar aves marinas y costeras, junto a especies propias de ribera en la desembocadura del arroyo Guadalpín. A continuación, nos adentramos en el tejido urbano de Marbella, donde predominan las especies asociadas a este tipo de medio, hasta que los edificios altos dan paso a construcciones bajas con amplias zonas ajardinadas y abundancia de árboles, que permiten la presencia de especies propiamente forestales, dada la cercanía del pinar de Nagüeles. Una vez se cruza el pinar se produce, prácticamente hasta el final de la etapa, una alternancia de zonas arboladas con otras en las que predomina la roca desnuda, y también el matorral.

     

    Especies Singulares

    En el inicio podremos ver gaviotas, cuya abundancia y especie predominante dependerá de la época del año. Durante el invierno predominarán las gaviotas sombría y reidora, aunque también podremos ver la patiamarilla, que es la más frecuente durante el final de la primavera y la primera mitad del verano. Además, charranes patinegros y alcatraces son frecuentes durante las épocas de migración y la invernada, del mismo modo que el correlimos tridáctilo, andarríos chico y otros limícolas como el vuelvepiedras. Ánade real, cormorán grande, garza real, garceta común y garcilla bueyera también pueden ser vistas en los compases iniciales de esta etapa, junto a la cada vez más frecuente cotorra argentina.

    Conforme entramos en la zona urbanizada serán cernícalo vulgar, tórtola turca, vencejos común y pálido, golondrina común, avión común, mirlo común, colirrojo tizón, mosquitero común, estorninos negro y pinto, gorrión común y verdecillo las especies más frecuentes. Cuando crucemos la parte donde predominan las casas bajas con amplias zonas ajardinadas aparecerán currucas capirotada y cabecinegra, carboneros común y garrapinos y pinzón vulgar, entre otras especies propias de ambientes forestales. Ya en el propio pinar, donde sabinas, acebuches y lentiscos forman parte de la vegetación arbustiva, tendremos ocasión de observar paloma torcaz, tórtola común, agateador común, jilguero, verderón común, verdecillo, lúgano y piquituerto, además de las especies mencionadas hasta el momento.

    El pinar de Nagüeles es muy buen lugar para observar al herrerillo capuchino, especie que puede identificarse fácilmente gracias a la cresta de plumas que se le forma en la cabeza. Posee un collar de color negro que le rodea todo el cuello y, si se observa a una corta distancia, se puede apreciar el llamativo color rojo de los ojos. Se trata de una especie que resulta bastante más fácil de oír que de observar, aunque con un poco de paciencia acabaremos por verlo, casi siempre en compañía de otros ejemplares de la misma especie.

    Una vez salimos del pinar comienza una seria de subidas y bajadas a diferentes puertos, que alternan la vegetación arbórea y densa, vinculada a los arroyos que se cruzan, con el predominio de las calizas dolomíticas y la vegetación herbáceadominada por el esparto. En las zonas de arroyos nidifican el petirrojo y el mosquitero papialbo, y son zonas de concentración de zorzales comunes y alirrojos durante la invernada. En las zonas abiertas predominan la tarabilla común, curruca cabecinegra y cogujada común, y llega el momento de estar pendiente al cielo para identificar las rapaces que seguramente observemos. Además de cernícalos vulgares podremos observar águila culebrera, ratonero, águila perdicera, águila calzada y águila real, además de azor y gavilán. Otras especies presentes en la zona son el chotacabras pardo, mochuelo común, abejaruco, vencejos común y pálido, que pueden formar grandes concentraciones en las faldas de la sierra en busca de alimento, y golondrina dáurica.

    En algunos momentos de la etapa, como en el entorno de las minas de pirita a cielo abierto, encontramos zonas con cortados que acogen al búho real y también poblaciones nidificantes e invernantes de avión roquero. Antes de haber tenido contacto visual con Ojén, y a la altura de una zona con chalets, cruzamos un pinar maduro donde de nuevo aparecen las especies forestales ya citadas, junto a cárabo y autillo. Ya en la parte final de la etapa es de destacar que en las zonas arboladas donde predominan las umbrías, como el entorno del arroyo del Tajo negro, nidifica el escaso mosquitero ibérico y podremos ver al mito. En este ambiente veremos también petirrojos durante todo el año y también podrá aparecer algún picogordo.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.

Desarrolla tu cuerpo

Descripción
Trabajo personal
  • Descripción

    INTENCIÓN

    La intención es el trabajo personal que se corresponde con la etapa del cuerpo. Al comienzo de esta etapa y durante su recorrido abordaremos “La Intención”. Significa tomar conciencia o reflexionar sobre la finalidad o función que perseguimos en nuestra mente a la hora de tomar decisiones, para qué vamos a realizar este camino, cuál es nuestro verdadero sentido e intención en cada paso que damos.

    La importancia de este proceso reside en comenzar a caminar con el objetivo en nuestra mente, decidir firmemente nuestros proyectos para crear un motor de acción continua que proporcionará actitud e iniciativa. Es un recorrido para caminar con sentido, incorporando la intención firme de realizarlo con la tranquilidad desde el momento presente.
    Representa nuestro kilómetro cero o punto de partida, el comienzo de todas las manifestaciones, un lugar tanto físico como emocional, desde donde comenzamos nuestro camino hacia el interior y el viaje por La Gran Senda para poder guiar tu vida hacia donde realmente sientes y quieres.

  • Trabajo personal

    Esta etapa de la Gran Senda comienza su recorrido antes de la desembocadura del río Guadalmina, desde donde es necesario fijar la intención que se persigue al realizar este itinerario.

    Este viaje se caracteriza por un tramo que combina playas y paseos marítimos con postales urbanas, para después adentrarse de nuevo hacia el interior.

    Llegamos a la playa de Casablanca, desviándonos hacia el interior por el Arroyo de la Cañada, para llegar al Pinar de Nagüelles, un lugar perfecto para disfrutar de una buena sombra y brindarle descanso a nuestro cuerpo.

    Nos dirigimos en ascenso llegando a la Ermita de los Monjes, atravesando el Puerto las Pitas que significa el punto más alto.

    Puerto Rico Alto y Puerto y Tajo Romeral.

    Desde el Tajo Romeral se propone realizar una parada de 20 minutos haciendo uso del silencio para permitir contemplar y divisar excelentes vistas.

     

Oportunidades de negocio

Turismo
Deportes
Medioambiente