Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 32: Ojén - Mijas

GR 249. Etapa 32: Ojén - Mijas
Tipo etapa Lineal
Tipo de firme Pista de tierra en su mayoría
Longitud total en metros 39800 m.
Tiempo estimado 10:15 h.
Desnivel neto en metros 2210 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 1190 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 1020 m.
Perfil longitudinal de la etapa
Dificultad Valoración según método MIDE
2

Medio

2

Itinerario

2

Desplazamiento

5

Esfuerzo

Información general

Itinerario

Esta etapa discurre en una buena parte de su recorrido por una pista forestal hasta la zona de Entrerrios, siendo a partir del Puerto Colorado, donde la senda toma un trazado más elevado hacia la Sierra de Mijas, a cuya falda se encuentra nuestro destino.

 

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Lugares de paso
Accesibilidad
Características
Formas de recorrer
Cartografía
Municipios
  • Características

    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 39800
    Tramos de asfalto o cemento 11200 28 %
    Tramos de pista o camino forestal 24100 61 %
    Tramos de senda 4500 11 %
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.
    • A pie
    • En bicicleta
    • A caballo

    Señalización

    Señalización
  • Cartografía

    Para la primera parte, siquiera para situar Ojén, es necesario el 1065-IV (Marbella). Luego, en orden de utilización, hay que acudir al 1066-III (Entrerríos), el 1066-IV (Fuengirola) y el 1066-II (Alhaurín el Grande). También se puede complementar mediante el 1066-I (Coín) para tener una visión de conjunto de la parte alta, al norte, de Sierra Alpujata.

  • Municipios

    Ojén

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

    Mijas

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

Información medioambiental

Los ríos y el agua
  • Los ríos y el agua

    El pueblo donde se inicia la etapa es famoso por sus manantiales, que han propiciado tradicionalmente su aprovechamiento en las feraces Huertas de Ojén. De hecho, el casco urbano se ubica entre dos arroyos, el de Almadán y el Real, y los huertos bajan abancalados conformando un paisaje singular hasta el horcajo de ambos. Las fuentes del extrarradio (de Almadán, del Chorrillo y de la Cañada de la Puente) se localizan a poniente en el flanco calizo, como no podía ser de otra manera, mientras que el otro curso de agua al este es más estable y proviene de las peridotitas. A la postre formará el Río Real, que desemboca directamente en el Mediterráneo.

    Uno de los afluentes de este río en su cuenca alta es el Arroyo del Tejar, que acompaña por la derecha al sendero hasta que lo cruza en Cordobachina. Hay una indicación antes de llegar al cementerio que señala el acceso peatonal al Charco de las Viñas, una bonita charca situada bajo grandes bloques de peridotita en el encajonado cauce cubierto de saos.

    El flanco sur de Sierra Alpujata o Sierra Negra es la cabecera de cuenca del Río Fuengirola. El Puerto de los Carneros con 450 metros de altitud, evita que las escorrentías viertan hacia el oeste, mientras que el Cerro de Juana Díaz (508 m) y la Loma del Puerto impiden el desagüe hacia el sur. Por eso los arroyos que tienen su origen en esta parte de la sierra (en su vertiente meridional que es la que recorre el sendero) se dirigen hacia levante. Secuencialmente se vadean o cruzan los Arroyos de Jobretín, del Majar del Hinojo y del Majar de la Parra que se unen todos para formar el Río Ojén. Este curso fluvial serpentea entre peridotitas, lejos del GR, pero se tiene invariablemente a la derecha en la mitad del recorrido.

    Todos estos arroyos son de carácter permanente, como lo atestiguan los bordallos y barbos que, a veces en gran número, se observan en las charcas más profundas. La vegetación de ribera no puede ser demasiado diversa ni exuberante, puesto que los suelos de la peridotita son muy limitantes por su carga en metales pesados. Hay, no obstante, saos, adelfas, juncos y brezales en los sotos de ribera.

    Los otros cursos fluviales aparecen en la zona de Entrerríos. El Arroyo del Laurel es el primero, que desciende desde el Puerto de la Alberca y luego se cruza en la zona de Candelero, donde el Pino del Candelero. Los otros dos están abajo del todo, el Río de las Pasadas o Alaminos y el Arroyo de los Pilones. Como se ha dicho, ambos deben ser considerados ramblas, puesto que el agua desaparece gran parte del año debido a la permeabilidad del terreno. En un lugar tan seco y castigado por el sol en verano y con avenidas en invierno solo han conseguido adaptarse los tarajes, a decenas de metros del centro del cauce.

    La proliferación de huertas, casas de campo y zonas residenciales en la pedanía mijeña de Entrerríos, y precisamente su nombre, se deben a la cercana unión de los Ríos Ojén y de las Pasadas para formar el Río de Fuengirola, que desemboca algunos kilómetros más abajo al lado del Castillo de Sohail.

    Durante la ascensión a Mijas y su sierra se transita por una cuerda muy alejada de los vallecitos que drenan también hacia esos ríos pero únicamente en época de lluvias, dificultando incluso la existencia de la vegetación ribereña mejor adaptada a la sequía. Y en la montaña caliza la situación es obviamente de circulación preferente subterránea, siendo los paisajes de arenas y piedra tremendamente secos.

Fauna
  • Fauna

    Aves

    El texto correspondiente a esta etapa sería muy distinto de no haber tenido lugar los diferentes episodios de incendios forestales acaecidos durante los últimos años, de entre los que cabe destacar por su envergadura el de 2012, aunque también han contribuido los ocurridos en el verano de 2014. Las comunidades de aves forestales han quedado en gran parte de la etapa, simplemente, asoladas, y donde había asentados picos picapinos, trepadores azules, mitos y arrendajos, hoy día podremos ver, con algo de suerte cogujadas comunes, tarabillas, currucas cabecinegra y rabilarga, jilgueros, pardillos, escribanos montesinos y vencejos en los típicos vuelos de alimentación. Aun así, se cruza un importante alcornocal y zonas de matorral con árboles sueltos, principalmente pinos canarios y eucaliptos, que recogen parte de la avifauna antes allí establecida.

    Tanto en Ojén como en Mijas podremos disfrutar de aves típicamente urbanas y en las zonas de cultivo podremos descubrir especies que posiblemente han encontrado en estos ambientes lo más parecido al medio forestal existente con anterioridad a los fuegos.

     

    Especies Singulares

    En Ojén tendremos ocasión de observar especies urbanas como tórtola turca, vencejo pálido y común, golondrina común, avión común, estorninos negro y pinto y gorrión común, junto a colirrojo tizón en invierno y lavandera blanca y bisbita común en las zonas aledañas al pueblo con presencia de agua. Muy pronto, con la aparición de las primeras huertas que incluyen cultivos de especies tropicales, podremos observar mirlo común, petirrojo, curruca cabecinegra, carbonero común y fringílidos como el jilguero, verdecillo, verderón y pinzón vulgar.

    En las zonas de matorral que encontramos a continuación, donde predominan palmitos, enebros, aulagas y esparto podremos observar, además, tórtola común, chotacabras pardo, abejaruco, cogujada común, tarabilla común, zorzal común, buitrón, curruca rabilarga, zarcero común, papamoscas gris, alcaudón común y escribano montesino. Con el proseguir de la etapa se cruza una formación de alcornoques donde también podremos ver herrerillo común, trepador azul, agateador común y arrendajo, y es a partir de la zona denominada como Cordobachina cuando aparecen los primeros efectos de los incendios anteriormente mencionados. A partir de aquí la vegetación va a estar dominada durante un buen tramo por pinos canarios rebrotados y eucaliptos que se salvaron de las llamas, con formaciones lineales. A pesar de los esfuerzos que se están realizando para repoblar de nuevo la zona, quedan años hasta que picapinos, trepadores azules y mitos ocupen estas tierras y consoliden poblaciones estables.

    Resulta sorprendentemente que sigan viéndose águilas calzadas, culebreras, azores y gavilanes en la zona, y continúen escuchándose pitos reales y oropéndolas en las zonas próximas a arroyos; en la primavera de 2014 se ha podido confirmar la reproducción de una pareja de águila culebrera sobre un árbol calcinado. Es también curioso el hecho de que en el transcurso de la etapa se reproduzca el águila perdicera, utilizando como soporte un alcornoque, que sufrió también los efectos del fuego en 2012.
    La cara sur de las sierras Alpujata y Blanca son buenas zonas para la observación de la migración de aves planeadoras, y uno de los mejores observatorios es el situado sobre el cerro del Púlpito, a escasos metros de la Gran Senda de Málaga y muy cerca de un centro de tratamiento y rehabilitación contra la drogadicción. En el apartado de Información Adicional se detallan las características del enclave. Precisamente en esta zona puede observarse halcón peregrino, búho real, cuervo, collalba negra, y antes de calcinarse podía verse al escaso camachuelo común durante la invernada.

    Desde la zona del mirador comenzamos una bajada que también resultó calcinada, en la que puede apreciarse la regeneración de los pinos canarios que bordean el carril, hasta llegar a la zona de Entrerríos. Aquí el cauce cuenta con pozas que mantienen agua todo el año y podremos comprobar como la abundancia y diversidad de aves crece de un modo muy notable, en comparación con los kilómetros recorridos previamente. Aparecen las palomas torcaces, la tórtola común, cuco, lavandera cascadeña, ruiseñor común, ruiseñor bastardo, curruca capirotada, papamoscas gris, de nuevo los páridos y fringílidos que pudimos ver en los primeros compases de la etapa, y escribano soteño. Desde aquí hasta la sierra de Mijas cabe reseñar el matorral formado por aulagas y jérguenes, donde puede observarse las currucas cabecinegra y rabilarga, así como especies de ambientes abiertos. La llegada a Mijas se hace a través de la ermita del Calvario, rodeada de grandes pinos piñoneros, desde donde se baja al pueblo, donde de nuevo podremos observar aves propias de medios humanizados.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.

Desarrolla tu cuerpo

Descripción
Trabajo personal
  • Descripción

    INTENCIÓN

    La intención es el trabajo personal que se corresponde con la etapa del cuerpo. Al comienzo de esta etapa y durante su recorrido abordaremos “La Intención”. Significa tomar conciencia o reflexionar sobre la finalidad o función que perseguimos en nuestra mente a la hora de tomar decisiones, para qué vamos a realizar este camino, cuál es nuestro verdadero sentido e intención en cada paso que damos.

    La importancia de este proceso reside en comenzar a caminar con el objetivo en nuestra mente, decidir firmemente nuestros proyectos para crear un motor de acción continua que proporcionará actitud e iniciativa. Es un recorrido para caminar con sentido, incorporando la intención firme de realizarlo con la tranquilidad desde el momento presente.
    Representa nuestro kilómetro cero o punto de partida, el comienzo de todas las manifestaciones, un lugar tanto físico como emocional, desde donde comenzamos nuestro camino hacia el interior y el viaje por La Gran Senda para poder guiar tu vida hacia donde realmente sientes y quieres.

  • Trabajo personal

    Esta etapa de la Gran Senda comienza su recorrido en el municipio de Ojén, situada entre las Sierras Blanca y Alpujarra, su nombre de origen árabe. Un pueblo característico por sus casas de forma cúbicas, su aguardiente y por el centro de interpretación de la naturaleza “El Cerezal”, el mirador de las Cuevas, cuevas cerradas, Iglesia de nuestra señora de la Encarnación (mezquita en la época árabe).

    Representa uno de los recorridos de mayor distancia de la Gran Senda de Málaga, y se ofrece desde su inicio relacionarla con la Gran Senda de tu vida, encontrando similitudes acerca del terreno, los encuentros que se nos presenten, la forma en la que vivas este viaje... asociándolo con las personas de tu entorno, acontecimientos así como tus hábitos y estilo de vida.

    Una vez que dejamos atrás el municipio de Ojén, avanzamos en nuestro itinerario hasta llegar al comienzo de su ascenso en la zona de las huertas de Ojén hacia el Puerto de los Carreros (463 m).

    Nos encontramos con tramos de subidas y bajadas, lugar apropiado para la reflexión y asociar las situaciones personales al terreno presente.

    Continuamos hacia el Arroyo del Jobretán, con dirección a Entrerríos que es punto de encuentro entre el río de Ojén y río de las Pasadas. Avanzamos hasta llegar al Arroyo Pilones, lugar para realizar una parada en caso que sea época fluvial, donde se brinda la oportunidad de descanso para nuestro cuerpo y mantener una íntima conversación con él, sobre sus necesidades e importancia.

    Llegamos a la Loma del Flamenco y la Matrichi, en cuyos puntos se invita a realizar un espacio de silencio de 10 minutos cada uno, para fomentar el pensamiento elevado.

    Casi al final de esta etapa cambia nuestro paisaje, ofreciendo el típico monte Mediterráneo. Más adelante nos encontramos con una antigua Calera, que significa una magnífica materia prima para las construcciones.

    Seguidamente nuestra etapa nos conducirá hasta la Ermita, Virgen de la Peña, excavada en la roca por frailes, donde encontramos la patrona de Mijas. En este punto se propone reflexionar sobre la siguiente cuestión:

    ¿Qué es lo más sagrado que guardas en tu interior?

    Para finalizar llegamos al municipio de Mijas, fue llamada Tamisa por los romanos y más tarde los musulmanes la llamaron Mixa.

    Reúne tres núcleos importantes; Mijas pueblo en la ladera de su sierra, Las Lagunas en la costa y La Cala de Mijas. Su dedicación nos lleva a la agricultura y la pesca, con una gran riqueza cultural. Se vuelven a repetir las Torres Vigías en línea de costa para advertir y defender la tierra. Aquí encontramos un singular y natural medio de transporte guiado por burros (burrotaxis).

     

Oportunidades de negocio

Turismo
Deportes
Medioambiente