Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 33: Mijas - Benalmádena

GR 249. Etapa 33: Mijas - Benalmádena
Tipo etapa Lineal
Tipo de firme Senda ancha y muy transitable en su mayoría
Longitud total en metros 18000 m.
Tiempo estimado 6:15 h.
Desnivel neto en metros 1750 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 750 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 1000 m.
Perfil longitudinal de la etapa
Dificultad Valoración según método MIDE
2

Medio

2

Itinerario

2

Desplazamiento

4

Esfuerzo

Información general

Itinerario

Con una pendiente de subida importante, la senda discurre por los pinares de Mijas hacia  el Cerro del Moro con su característico "bosque de antenas", tras el que divisaremos nuestro destino, la cumbre del Calamorro, desde el que podremos bajar a Benalmádena a pie o usando el telecabina.

 

Descripción
Cómo acceder
Lugares de paso
Accesibilidad
Características
Recorrido
Cartografía
Municipios
  • Características

    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 18000
    Tramos de asfalto o cemento 300 2 %
    Tramos de pista o camino forestal 6700 37 %
    Tramos de senda 11000 61 %
  • Recorrido

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.
    • A pie

    Señalización

    Señalización
  • Cartografía

    Todo el recorrido está en la hoja cartográfica 1066-II (Alhaurín el Grande).

  • Municipios

    Mijas

    Dónde comer

    Pinche aquí.

    Dónde dormir

    Pinche aquí.

    Benalmádena

    Dónde comer
    Dónde dormir

    Pinche aquí.

Información medioambiental

Los ríos y el agua
  • Los ríos y el agua

    La naturaleza caliza de la Sierra de Mijas, que como se ha dicho incluye los términos municipales de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Benalmádena y Torremolinos, hace que no exista ningún caudal permanente en gran parte de este vasto dominio de la montaña.

    A pesar de que las lluvias no son infrecuentes, la circulación por superficie está dificultada por los procesos de carstificación de las dolomías. Este fenómeno revierte en el transporte subterráneo del agua hacia un buen número de cavidades subterráneas que se caracterizan sobre todo por su desarrollo vertical. No suelen ser demasiado hondas o, para ser más exactos, la parte que ha podido ser explorada rara vez excede de la treintena de metros de profundidad. Las que pillan cerca del sendero son las del Puerto de la Media Luna, las de Zagalurrera, la de los Arenales y la del Repetidor, aproximadamente en la línea de crestas.

    Por lo demás, la sierra es la divisoria de cuencas entre las del Guadalhorce, hacia el norte, la del Río Alaminos o de las Pasadas, hacia el oeste, y una serie de barrancos que drenan  hacia el sur directamente al mar, que son los que se conocen durante la etapa. Su aspecto general es el de barrancos sin agua, como en el caso de los Arroyos de la Seda, Hondo, del Nacimiento o de las Presas, al principio de la etapa.

    Un caso aparte es el del Regajo del Quejigal. Este barranco situado a los pies del Tajo del Quejigal sí que cuenta con un nacimiento a una cierta altitud. Si bien es frecuente que cuando lo cruza el sendero solo se vea un poco de tierra húmeda, la surgencia de agua es importante, y lo fue aún más para Benalmádena en tiempos como atestiguan las 9 casetas de registro que jalonan la última parte del recorrido. Todavía se ve la goma de conducción y, dentro de las construcciones a modo de garitas, las costras de cal dejadas por el agua en tuberías y paredes.

    La sierra, por otra parte, es la responsable de dosificar el agua que sale en cientos de pequeños nacimientos a su alrededor, solo que lejos de la influencia del sendero, hasta tal punto que la capital de Málaga en una época no demasiado lejana miró hacia ella para paliar el déficit del abastecimiento urbano mediante un proyecto que no se llegó a concretar y se conocerá en la última etapa de la Gran Senda de Málaga.

Fauna
  • Fauna

    Aves

    La avifauna de la etapa está caracterizada por la elevada altitud por la que transcurre una parte importante del trazado, y también por las formaciones de vegetación que se cruzan, entre las que se destacan pinares y zonas en las que las encinas comienzan a ganar terreno a las coníferas. Así, tendremos una combinación de especies ligadas a la montaña, junto a aves forestales y típicas de medios en parte degradados.

     

    Especies Singulares

    También en esta etapa son patentes los efectos de los incendios que han castigado a la sierra de Mijas. Los primeros compases transcurren por un ambiente con palmitos y esparto donde son cogujadas, tarabillas y currucas cabecinegras los principales protagonistas emplumados, aunque en las diferentes formaciones de pinar que cruzamos en la etapa (pino piñonero, carrasco y resinero) pueden verse paloma torcaz, tórtola común, vencejos pálido y común, abejaruco, abubilla, pico picapinos, pito real, mirlo común, zorzal charlo, papamoscas gris, carbonero común, carbonero garrapinos, herrerillo capuchino, agateador común, arrendajo, pinzón vulgar, pardillo común, jilguero, verderón común, verdecillo, piquituerto y escribano montesino.

    Muy pronto ya se pasa cerca de una de las canteras, y es precisamente esta una zona en la que la observación de águilas culebrera y calzada, y cernícalo vulgar resulta relativamente fácil. Otras rapaces que pueden observarse a lo largo de la etapa son ratonero común, gavilán y azor, vinculadas a las masas forestales. El primer pinar de pino piñonero que se cruza posee un valor creciente conforme los incendios devoran formaciones arbóreas, a un ritmo demasiado elevado. En invierno estas zonas de vegetación se pueblan con bisbita común, lavandera blanca, petirrojo, zorzal común y alirrojo, acentor común, curruca capirotada, mosquitero común y lúgano, procedentes del centro y norte de Europa.

    Al igual que en las etapas previas, las épocas de migración incrementan de manera notable el número de especies que pueden verse, y en este caso merece la pena destacar a los paseriformes que sedimentan en la sierra de Mijas, los cuales permanecen en ella durante varios días. Algunas de las especies que pueden verse son las collalbas gris y rubia, colirrojo real, las currucas carrasqueña, zarcera, mosquitera y mirlona, papamoscas cerrojillo y también es posible observar roquero rojo. Además, durante los días en los que predomina el viento de poniente de los meses de agosto, septiembre y octubre, es posible observar rapaces en migración, principalmente águila calzada y milano negro, aunque el abanico de especies puede abrirse a todas aquellas que utilizan el estrecho de Gibraltar para cruzar al continente africano.

    De entre las rapaces nocturnas cabría destacar la presencia de lechuza común, búho real, cárabo común, mochuelo y autillo, que junto al chotacabras pardo ambientan acústicamente el recorrido en los momentos en los que el sol no luce. Una vez se alcanzan las cotas más altas puede verse cogujada montesina, junto a otras especies ya citadas. Es en esta zona, y ligado a los escarpes más destacados, cuando aparece el roquero solitario, casi siempre en los pequeños salientes de las zonas más verticales, y donde podremos observar avión roquero, collalba negra, cuervo y escribano montesino. En el momento en el que aparecen las encinas será más probable ver zarcero común, trepador azul, agateador común y herrerillo común, también presentes en la etapa.

    Lo más destacado de la etapa, con el permiso de las generosas vistas ofrecidas por las partes altas, podría consignarse al último tramo de la misma, en la zona del tajo del Quejigal, donde podremos disfrutar de una garganta con una vegetación bien conservada y unos cortados que recogen una muestra destacada de especies rupícolas de interés. En esta zona es posible observar, entre otras especies, águila perdicera, águila real y también halcón peregrino.

    Ya al final de la etapa podremos ver, al igual que en el inicio, especies habituadas a vivir en nuestro entorno más cercano; mayoritariamente vencejos, paloma bravía variedad doméstica, tórtola turca, golondrina común, avión común, estorninos negro y pinto y gorrión común.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.

Desarrolla tu cuerpo

Descripción
Trabajo personal
  • Descripción

    INTENCIÓN

    La intención es el trabajo personal que se corresponde con la etapa del cuerpo. Al comienzo de esta etapa y durante su recorrido abordaremos “La Intención”. Significa tomar conciencia o reflexionar sobre la finalidad o función que perseguimos en nuestra mente a la hora de tomar decisiones, para qué vamos a realizar este camino, cuál es nuestro verdadero sentido e intención en cada paso que damos.

    La importancia de este proceso reside en comenzar a caminar con el objetivo en nuestra mente, decidir firmemente nuestros proyectos para crear un motor de acción continua que proporcionará actitud e iniciativa. Es un recorrido para caminar con sentido, incorporando la intención firme de realizarlo con la tranquilidad desde el momento presente.
    Representa nuestro kilómetro cero o punto de partida, el comienzo de todas las manifestaciones, un lugar tanto físico como emocional, desde donde comenzamos nuestro camino hacia el interior y el viaje por La Gran Senda para poder guiar tu vida hacia donde realmente sientes y quieres.

  • Trabajo personal

    Esta etapa de la Gran Senda comienza su recorrido en el municipio de Mijas, fue llamada Tamisa por los romanos y más tarde los musulmanes la llamaron Mixa. Reúne tres núcleos importantes; Mijas pueblo en la ladera de su sierra, Las Lagunas en la costa y La Cala de Mijas. Su dedicación nos lleva a la agricultura y la pesca, con una gran riqueza cultural. Se vuelven a repetir las Torres Vigías en línea de costa para advertir y defender la tierra.

    El trabajo de cambio y desarrollo personal correspondiente con este itinerario está orientado a la gratificación del logro obtenido por llegar a la meta. Por lo que se invita a realizar esta etapa en forma de reto personal, asignándole un objetivo propio, concreto y ecológico. La intención es la de realizar una similitud entre tu objetivo personal y la realización de esta etapa, para poder evaluar a través del medio ambiente los resultados obtenidos.

    Caminamos en ascenso hasta la Ermita, Virgen de la Peña, excavada en la roca por frailes, donde encontramos la patrona de Mijas. Continuamos en dirección el Cerro de Málaga.

    Avanzamos rodeando canteras, hasta el Cerro Puerto de las Grajas, una vez que llegamos a este lugar se invita a realizar lo siguiente:

    Plantéate una pregunta o cuestión en concreto, acerca de alguna situación personal. Identifica un gran árbol del lugar e imagina que espera recibir tu pregunta para ofrecerte su respuesta. ¿Qué mensaje te daría si pudieras mantener una conversación con el árbol?

    Seguiremos ascendiendo de puerto en puerto hasta el Puerto de las tres Caleras, a continuación nos encontramos cerca del Puerto del Cerial. Llegamos al Cerro del Moro (952 m). En este lugar gozamos de una espectacular panorámica de la Costa del Sol al sur; Sierra Nevada al este, Gibraltar al sureste...

    Se invita a realizar una parada de 15 minutos para el descanso de nuestro cuerpo, haciendo uso del silencio donde poder conectar con la naturaleza y la totalidad. Con la intención de sumar fuerzas para continuar el itinerario y alcanzar la tranquilidad.

    Continuamos hacia el Cerro del Calamorro, donde encontramos el teleférico y unas vistas panorámicas donde podemos escuchar la voz del silencio. Seguidamente llegamos a un punto donde nos esperan cruces de caminos.

    Finalizamos nuestra etapa atravesando un túnel hasta llegar al municipio de Benalmádena, su nombre de origen árabe significa hijo de las minas Ibn-al-madena. Se caracteriza por sus cuevas que nos transportan hasta la prehistoria, la maravillosa zona del Arroyo de la Miel fundada por Félix Silesio, sus Torres Vigías de origen árabe y cristianas. Su estupa Budista de gran importancia en toda Europa y los Portales del Parque de la Paloma.

     

Oportunidades de negocio