Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Diputación invierte más de 200.000 euros en el albergue y refugio de La Cañada del Lobo de Torremolinos, lo que permiten su reapertura tras seis años cerrados

Menú
Descubre tu etapa
Descubre tu etapa

Acércate a la Gran Senda

Con vistas al mar
Con vistas al mar

Recorre etapas compartidas con la Senda Litoral

Un recorrido por toda la provincia
Un recorrido por toda la provincia

Una ruta pionera en Andalucía de más de 850 kms 

Pueblos blancos y montañas
Pueblos blancos y montañas

Diversidad de paisajes en todo el recorrido

Caminar y superar
Caminar y superar

Un reto personal en cada tramo

Noticias

La Diputación invierte más de 200.000 euros en el albergue y refugio de La Cañada del Lobo de Torremolinos, lo que permiten su reapertura tras seis años cerrados

Cristóbal Ortega subraya la apuesta de la institución provincial por poner en valor este complejo, que se encuentra en el recorrido de la Gran Senda y “que destaca por ser un punto de unión entre ésta y la Senda Litoral.”

El Ayuntamiento ha llevado a cabo una reforma integral de las instalaciones, adecuación del camino de acceso, colocación de placas fotovoltaicas, señalética del complejo e instalación de cámaras de seguridad

La Diputación de Málaga ha invertido más de 200.000 euros en los trabajos que han permitido reabrir el albergue y el refugio de La Cañada del Lobo, unas instalaciones en plena sierra de Torremolinos que fueron clausuradas por motivos de seguridad hace más de seis años y que de nuevo se vuelven a abrir tras una reforma integral para uso y disfrute de los vecinos del municipio y visitantes.

El vicepresidente cuarto y diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior, Cambio Climático y Deportes, Cristóbal Ortega, ha acompañado hoy a la alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid en el acto de reapertura del albergue y del refugio,  junto con el delegado de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, José Antonio Víquez y la delegada de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Gemma del Corral.

En este sentido, Ortega ha subrayado la apuesta de la Diputación en poner en valor este complejo, que gracias a la inversión destinada a este proyecto "se pueden reabrir tanto el albergue como el refugio, que está en el recorrido de la Gran Senda; y además mejorar un entorno singular, no solo por los equipamientos sino por los miradores y las posibilidades de rutas senderistas del entorno."

Asimismo ha destacado el papel que va a jugar el municipio de la Torremolinos como punto de unión entre la Gran Senda y la Senda Litoral,  "puesto que desde la Diputación estamos trabajando en la posibilidad de unirlos los dos en este punto de la Cañada del Lobo".

Por su parte, la alcaldesa ha señalado que “quizá teníamos una deuda pendiente con la otra cara del municipio, con nuestra sierra. Y precisamente proyectos como éste son los que nos permiten volver a conectar la ciudad con su entorno natural”, ha indicado la alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid, que ha resaltado que “para ello ha sido indispensable la colaboración de la Diputación de Málaga". 

“Este complejo rural ahora vuelve a ser una realidad y aquellos que quieran alojarse podrán hacerlo ya a partir del lunes a través de la delegación de Medio Ambiente”, ha informado Del Cid.

El proyecto de reforma y puesta en valor del complejo rural de La Cañada del Lobo ha sido desarrollado en cinco fases.

En primer lugar, se han acometido trabajos para la adecuación del camino de acceso, acondicionando casi dos kilómetros de carril, estabilizando algunos taludes o procediendo a la limpieza de rocas además de colocar un nuevo pavimento de hormigón en aquellos tramos que lo requerían por motivos de seguridad.

En segundo término, se ha procedido a la reforma de las instalaciones, tanto del albergue, refugio, aula de la naturaleza como de la torre de vigilancia y miradores. En esta fase se han llevado a cabo tareas de reparación de grietas, pintura, instalación eléctrica, instalación de nuevos calentadores y cocinas, reparación o sustitución de pérgolas en los miradores o colocación de nuevos bancos. También se ha dispuesto un clorador automático para poder clorar el agua procedentes del aljibe situado en la torre de vigilancia.

En la tercera fase de actuaciones se ha procedido a la instalación de placas fotovoltaicas para el suministro de energía eléctrica el cual es suficiente para mantener el alumbrado tipo led, frigorífico y pequeños electrodomésticos. Igualmente el alumbrado exterior dispone de placas fotovoltaicas.

Otra de las áreas de actuación ha consistido en la instalación de señalética en el complejo con diferentes tipos de paneles, informativos, panorámicos o hitos en los que se puede encontrar diversa información ambiental de la zona.

Por último, los trabajos de reapertura de los dos equipamientos de La Cañada del Lobo han culminado con la instalación de cinco cámaras de vigilancia exteriores 24 horas, conectadas directamente con la Policía Local y con los guardas rurales de la delegación de Medio Ambiente para dotar al complejo de una mayor seguridad y dar la posibilidad de dar una respuesta inmediata ante una posible emergencia.

Todas estas actuaciones se han realizado bajo criterios ambientales, minimizando los impactos y apostando por el empleo de energías limpias y renovables.