Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Gran Senda de Málaga (GR 249). Etapa 04. Torrox - Nerja

Menú
Gran Senda de Málaga (GR 249). Etapa 04. Torrox - Nerja
  • Imprimir página
  • Facebook
  • Twitter
  • Correo
  • Whatsapp
Tipo etapa Lineal
Tipo localización Costa
Tipo de firme Asfalto y pista. Camino por arcén de carretera en algunos puntos
Distancia 7300 m.
Tiempo estimado 2:10 h.
Punto de inicio Faro de Torrox. Torrox Costa (O)
Altitud 10 m.
Punto de llegada Río Chíllar Nerja (O)
Altitud 5 m.
Desnivel neto en metros 75 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 35 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 40 m.
Dificultad

Azul - Fácil

Severidad del medio natural 2
Orientación en el itinerario 1
Dificultad en el desplazamiento 2
Cantidad de esfuerzo necesario 2
Valoración según método MIDE
Sistema SIDIF

Resumen

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Características
Lugares de paso
Formas de recorrer
  • Características
    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 7300
    Tramos de asfalto o cemento 2400 49 %
    Tramos de pista o camino forestal 4900 51 %
  • Puntos de interés

    Lugares de paso

    En orden del sentido de la marcha
    En orden del sentido de la marcha
    Punto de paso Ref. UTM / altura Distancias parciales
    1 Faro de Torrox y yacimiento 30S

    x=36.7262305072812 y=-3.95730747429957

    0,0 km
    2 Noria de los Cuartos Catalanes 30S

    x=36.729199900884495 y=-3.9523608087339817

    1,5 km
    3 Playa de Mazagarrobo 30S

    x=36.736333782961 y=-3.93142655347126

    3,5 km
    4 Torre de Calaceite 30S

    x=36.737721507026 y=-3.92645664585871

    4,1 km
    5 Bancales en acantilados 30S

    x=36.7427455893436 y=-3.91013264178061

    5,7 km
    6 Torre de Macaca 30S

    x=36.74360419099754 y=-3.9051134978674327

    6,2 km
    7 Rambla del Chíllar 30S

    x=36.7419781273556 y=-3.88762107782407

    8,1 km
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.

    • A pie
    • En bicicleta

    Señalización

    Señalización

De interés

Cartografía
Municipios
Establecimientos Gran Senda
Puntos de interés
Accesibilidad

Multimedia

Imágenes
Vídeos
Documentos

Información medioambiental

Entorno natural
Los ríos y el agua
Fauna
  • Entorno natural

    La Etapa discurre entre dos de los ríos más importantes de la Axarquía. El Torrox marca el inicio del Sendero y tiene origen en la sierra de Almijara, concretamente en la cuerda del Cerro Lucero. El otro es el río Chíllar, ya al final, que se origina en la ladera oeste del Navachica. Las playas de cierta envergadura están en el entorno del primero, conocida como el Peñoncillo, y al final en Nerja. Las arenas de Playazo son deudoras del conocido como río Seco, que  drena unos extensos cerros a poniente de Frigiliana, y sobre todo del río Chíllar, que delimita la playa de la Torrecilla antes del comienzo de la zona de acantilados de Nerja. Tanto ahí como en la desembocadura del Torrox hay formaciones calcáreas de conglomerados y areniscas donde el oleaje ha provocado cortados y cuevas en los que se ven algunas higueras silvestres.

    En medio, el paisaje está conformado por acantilados de esquistos y pizarras, acentuados por la acción humana al construir la Nacional 340, que llegan a tener hasta 150 metros de desnivel. La pequeña cala de Vilches es la única interrupción en este esquema, y en ella desemboca un pequeño cauce denominado arroyo de los Frontiles, un topónimo que da idea de lo escarpado del terreno.

    Antiguamente conformadas para el cultivo de secano de viñedos, almendros o higueras, actualmente las pendientes rocosas están cubiertas por gramíneas entre las que aparecen palmitos dispersos, efedras, algunas plantas aromáticas e incluso lentiscos, pinos carrascos y encinas. Las antes numerosas chumberas han ido desapareciendo en los últimos años. Otras plantas de origen alóctono que se ven con facilidad son el tabaco moro o palán palán, una invasora localmente abundante, e incluso algún cactus asilvestrado.

    En estos roquedos y matorrales secos se ven la collalba negra, el roquero solitario, el avión roquero en invierno, cernícalos comunes y mochuelos, siendo importante también la presencia de cogujada montesina y algunas currucas.

    El Sendero, al lado de la carretera, utiliza en parte una ligera meseta artificial situada a unos 25 metros de altitud. Cubriendo las cunetas hay muchísimo hinojo, y en los lugares más cercanos al oleaje hay margarita e hinojo de mar. En los roquedos hay una buena población del cardo cabrero (Carduncellus arborescens), un endemismo de la costa sur mediterránea que a veces sobrepasa los dos metros de altura. El más robusto de nuestros cardos se encuentra incluido en la Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía en la Categoría LC Preocupación menor. Su floración, igual que su ramaje al que hace referencia el nombre científico, es muy profusa, con llamativas flores amarillas.

    Las aves limícolas asociadas a las playas de arena son más fáciles de ver en invierno o en las horas de menor afluencia de bañistas; se trata sobre todo de chorlitejos chicos (que también se adentran en las ramblas de los ríos) y correlimos tridáctilos. En las escolleras de soporte de la carretera y las zonas de rocas salpicadas por las aguas se ven vuelvepiedras y zarapitos trinadores. En esta etapa costera destacan las posibilidades de observación de aves marinas que nos brindan los tramos con más elevación sobre la superficie. Así, en verano podremos ver pardelas cenicientas alimentándose frente a la costa, mientras que en invierno predominarán las pardelas baleares y los alcatraces. Durante los pasos migratorios resulta de especial interés el movimiento de grupos de garzas, garcetas y otras ardeidas, de flamencos, o incluso de paseriformes como zorzales y pinzones.

    Es esta esquina de Málaga, especialmente en el entorno de Nerja y su término municipal, uno de los mejores puntos para la observación del vencejo cafre (Apus caffer), un reproductor bastante escaso en la provincia. Este elegante vencejo, negro con obispillo blanco y cola larga, usurpa los nidos de las golondrinas dáuricas, cuya boca adorna con algunas plumas. Oriundo de África, fue visto por primera vez en la Península Ibérica en la década de los 60 y crió con éxito, y la importancia de este enclave estriba en que su población española se estima en unos 150 ejemplares.

    Aunque testimonial debido al terreno y a la escasez de hábitats apropiados cerca del Sendero, hay presencia de camaleón común y de lagartija colirroja, siendo quizá los reptiles más abundantes la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) y la común. La rosada es de menor tamaño, tiene las escamas de la planta de los dedos en dos filas y uñitas en cada dedo, lo que las diferencia de las comunes. Está muy ligada a ambientes rurales, cálidos e incluso con influencia marina, como aquí. Muy estilizada y de colores rosados, tiene aspecto transparente y una cola larga de diseño anillado. Está incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial pero en Málaga no parece tener problemas de conservación. 

    De especial interés para los artrópodos son los cerros de Calaceite, aún sin construir y que por ello acogen una variada e interesante comunidad, entre los que destacan algunos insectos como las mantis religiosas o el saltamontes narigudo.

    En este entono está presente la menor de las grandes mantis verdes, Iris oratoria, que se diferencia de las otras dos especies del Género en que carece de las manchas blancas de cada costado que presenta Sphodromantis viridis, y no tiene líneas en los ojos ni manchas en las axilas de las patas delanteras, propias de Mantis religiosa. Las mantis son famosas porque la hembra devora al macho durante la cópula. Sin embargo, no siempre es así, solo en el caso de que esta no se haya alimentado lo suficiente y necesite un aporte extra de energía para realizar la puesta, devorará al macho.

    El saltamontes narigudo (Truxalis nasuta) puede alcanzar los 7 cm de longitud y en él destaca su cabeza cónica y alargada, que le da un aspecto narigudo, con los ojos y antenas en el extremo superior y el aparato bucal en el inferior. Pueden ser verde o pajizo/marrón, con llamativas líneas blanquecinas y rosadas, que los hacen pasar desapercibido cuando está entre la vegetación.

  • Los ríos y el agua

    La Sierra de Almijara, con su imponente cuerda de cumbres por encima de los 1.000 metros de altitud y los extensos bosquesde pinos que cubren sus laderas es el origen de dos de los ríos más importantes de la Axarquía, con permiso del Vélez: el de Torrox y el Chíllar. Son estos los verdaderos vertebradores del territorio, generando barrancos profundos que separan pueblos pero también procurando vías de comunicación a lo largo de sus valles.

    En cualquier caso, ambos representan la principal fuente de un recurso de primer orden, el agua. De estos ríos se han abastecido las poblaciones de la Axarquía oriental y, merced a la red de azudes y acequias de riego, sustentan buena parte de la economía agraria de la comarca, antes con la caña de azúcar como principal cultivo industrial y ahora con los frutales subtropicales.

    Ya lindando con la provincia de Granada, y fuera del ámbito de la etapa, son de destacar el Río de la Miel y, sobre todo, el Manantial de Maro, el principal desaguadero de la mole dolomítica de la sierra.

    De todos modos, lo importante en todo este asunto es comprobar cómo la diversidad de los materiales geológicos que la etapa corta (esquistos claros y oscuros y los mármoles de Sierra Almijara) conforman el paisaje hídrico mientras que los ríos y la dinámica marina, a su vez, crean nuevos escenarios a base de travertinos, brechas, conglomerados, arenas y gravas. Los taludes de la Autovía del Mediterráneo y los cortados fluviales permitirán admirar cada uno de estos sustratos por los que el agua circula, pasa o se acumula.

    A finales del 2013, se dio por fin luz verde a la construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Nerja, el único punto del litoral que no gestionaba adecuadamente sus residuos líquidos. Una vez que se normalice esta situación, y como ocurre en municipios limítrofes de similares características, la utilización del agua depurada puede complementar la desviada directamente de los ríos y el cada vez más importante porcentaje que se capta mediante sondeos subterráneos de los acuíferos nerjeños.

  • Fauna

    Aves

    El inicio viene marcado por el cruce de cauces tipo rambla a los que se asocia una vegetación con adelfares, que enriquece la comunidad de aves con relación al resto de etapa, dominada por cultivos. La presencia de algunos ejemplares testimoniales señalan al encinar que debió ocupar la zona, en la actualidad ocupado por numerosos cultivos subtropicales que, en cierto modo, simulan una formación boscosa que favorece la presencia de algunas especies típicamente forestales. Los cauces que se cruzan, principalmente el del río Chillar al final de la etapa, aportan especies propias de este tipo de medios.

    Especies Singulares

    En el inicio observaremos especies propias de medios urbanos como la paloma doméstica, tórtola turca, vencejos pálidos, lavandera blanca, golondrina, mirlo común y gorrión.

    Las zonas abiertas que encontramos en los comienzos de la etapa, con una vegetación basada principalmente en las retamas y bolinas acogen una comunidad de aves con pocas especies y compuesta, principalmente, por cogujada común, tarabilla común, curruca cabecinegra y jilguero, aunque también podremos observar cernícalo vulgar, mochuelo, perdiz roja, abejaruco y, siempre que tengamos árboles de gran porte en las cercanías, abubilla.

    El otro tipo de ambiente predominante en la etapa son los cultivos de árboles tropicales, con el aguacate como especie predominante. Es en este tipo de medio donde predominan mirlo común, carbonero común, papamoscas gris y fringílidos como el jilguero, verdecillo y verderón, durante la época reproductora, listado al que se suman petirrojo, zorzal común, colirrojo tizón, curruca capirotada y mosquitero común en el invierno. También podremos ver algún pinzón en aquellas zonas donde la vegetación alcance porte arbóreo, y bisbita común, lavandera blanca, alcaudón común y triguero en zonas más abiertas.

    Otras especies presentes a lo largo de la etapa son la tórtola común, paloma torcaz, cuco, autillo, chotacabras pardo, golondrina común, aviones común y roquero, chochín y cuervo.

    Ya en la finalización de la etapa se cruza el río Chillar, donde podrán aparecer chorlitejo chico, lavandera cascadeña, ruiseñor común y ruiseñor bastardo, junto a especies propiamente urbanas como la cotorra argentina, tórtola turca, estorninos negro y pinto y gorrión común.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.