Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Gran Senda de Málaga (GR 249). Etapa 24. Ronda - Estación de Benaoján

Menú
Gran Senda de Málaga (GR 249). Etapa 24. Ronda - Estación de Benaoján
Incidencias

Cambio por obras en la salida de la etapa en Ronda. La etapa se inicia en la Plaza de San Francisco.

  • Imprimir página
  • Facebook
  • Twitter
  • Correo
  • Whatsapp
Tipo etapa Lineal
Tipo localización Sierras Interiores
Tipo de firme Asfalto, pista de tierra y veredas consolidadas
Distancia 13700 m.
Tiempo estimado 4:00 h.
Punto de inicio Ronda (O)
Altitud 770 m.
Punto de llegada Estación de Benaoján (S)
Altitud 420 m.
Desnivel neto en metros 842 m.
Desnivel acumulado de ascenso en metros 270 m.
Desnivel acumulado de descenso en metros 572 m.
Dificultad

Azul - Fácil

Severidad del medio natural 1
Orientación en el itinerario 2
Dificultad en el desplazamiento 2
Cantidad de esfuerzo necesario 3
Valoración según método MIDE
Sistema SIDIF

Resumen

Resumen
Descripción
Cómo acceder
Características
Lugares de paso
Senderos que enlazan
Formas de recorrer
  • Características
    Tipo de Tramo Longitud % del total
    Longitud Total 13700
    Tramos de asfalto o cemento 6100 45 %
    Tramos de pista o camino forestal 5400 39 %
    Tramos de senda 2200 16 %
  • Puntos de interés

    Lugares de paso

    En orden del sentido de la marcha
    En orden del sentido de la marcha
    Punto de paso Ref. UTM / altura Distancias parciales
    1 Plaza del Campillo 30S

    x=36.7383838811203 y=-5.16685510258136 z=770 m

    0,0 km
    2 Puerta del Viento 30S

    x=36.7378998084669 y=-5.16868921811604

    0,4 km
    3 Vistas del Puente Nuevo en el Camino de los Molinos 30S

    x=36.73899747781589 y=-5.1702767039629824

    0,8 km
    4 Río Guadalevín 30S

    x=36.7427928888914 y=-5.17121234419608

    1,5 km
    5 Puerto de la Muela 30S

    x=36.7472273367275 y=-5.18498974485442

    3,0 km
    6 La Indiana 30S

    x=36.7534058706603 y=-5.19550314372619

    4,4 km
    7 Paso a nivel sin barreras 30S

    x=36.7529871586178 y=-5.20838295209239

    5,7 km
    8 Puerto de Ronda en el Camino Viejo 30S

    x=36.7294063085314 y=-5.2427537398944

    10,0 km
    9 Benaoján Plaza de la Constitución 30S

    x=36.7135430805407 y=-5.24708365572303

    11,5 km
    10 Estación de Benaoján. Río Guadiaro 30S

    x=36.7124092911518 y=-5.24603192521829

    13,7 km
  • Formas de recorrer

    En referencia a la forma de tránsito en las diferentes etapas, recordamos que éstas están dividida en tres categorías (a pie, en bicicleta todo terreno o BTT y a caballo). No obstante, cuando indicamos que se puede realizar a pie, siempre nos referimos al 100 % de la etapa; mientras que, en el caso de la BTT y a caballo, dependerá de las restricciones temporales y las normativas municipales, por lo que tendremos que elegir trazados paralelos o alternativos que nos permitan el tránsito. También recordamos que el uso de la BTT, dependiendo de la etapa o sendero, puede tener lugar por recorridos sobre pavimentos irregulares y con altos desniveles, por lo que pueden entrañar alguna o mucha dificultad técnica.

    • A pie

    Señalización

    Señalización

De interés

Cartografía
Municipios
Establecimientos Gran Senda
Puntos de interés
Accesibilidad

Multimedia

Imágenes
Vídeos
Documentos

Información medioambiental

Entorno natural
Los ríos y el agua
Fauna
  • Entorno natural

    El GR-249 permite al senderista recorrer la Hoya del Tajo, el valle excavado por el río Guadalevín, y su imponente Tajo, salvado por el famoso Puente Nuevo en la angostura del cauce, una de las estampas más reconocibles de Andalucía. Los molinos del Tajo, las huertas tradicionales y el Parque Periurbano de la Dehesa del Mercadillo se van dejando sucesivamente al lado del sendero. El recorrido acompaña al río Guadalevín por la Hoya y luego lo recupera cuando recibe el caudal del río Guadalcobacín para comenzar a denominarse Guadiaro. Tanto los sotos fluviales como el paisaje en sí son de resaltar. Se pasa muy cerca de la conocida Cueva del Gato, aunque no hay un acceso directo habilitado desde el Sendero. El tramo de sierra al final está incluida dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema.

    La Gran Senda de Málaga ya ha conocido a dos de los afluentes que forman el Guadalevín, los arroyos de la Toma y del Lancero. Originariamente denominado arroyo Carboneras desde su nacimiento en los pinsapares de Ronda, el río Guadalevín o río Chico toma su nombre en los llanos de Aguaya y recibe un aporte más, el arroyo de las Culebras, antes de cortar en dos la meseta donde se construyó la ciudad de Ronda. Cuando sale al otro lado del cañón abre una gran caldera ovalada delimitada por enormes cortados, los del Tajo de Ronda.

    La también denominada Caldera está excavada en las areniscas y conglomerados calcáreos del Mioceno de la meseta de Ronda, aquí con estratos buzados hacia el oeste, y conforman un circo de 1.5 km de ancho siguiendo el sentido del río por 2.5 km en dirección norte sur. El paisaje de la Hoya está marcado por el valle fluvial del río Guadalevín, con laderas de cierta pendiente que fluyen hacia el cauce desde un conjunto de escarpes que lo rodean y le dan el segundo nombre al conjunto. Las más altas son las paredes del propio Ronda, con 120 metros de altura. En ellos nidifican o residen la chova piquirroja, el avión roquero, el gorrión chillón, los vencejos real, pálido y común, el roquero solitario, la collalba negra, el halcón peregrino, el búho real, el cernícalo vulgar y algunas parejas de cernícalo primilla, todos ellos observables desde el camino.

    La salida del agua sobrante de la central hidroeléctrica que se deja a la derecha está justo en el puente sobre el Guadalevín que utiliza la Gran Senda para vadearlo, creando un charco donde es fácil ver a la fauna acuática, principalmente algunos peces, ranas comunes y galápagos leprosos. Hay determinadas circunstancias en las que el caudal es impresionante, como durante la riada histórica del otoño de 2018, puesto que el curso fluvial tiene una extensa cuenca que recoge las aguas directamente de la Sierra de las Nieves. En los cultivos de viñedos, pistachos y cereales se ven la tarabilla común, la curruca capirotada o la cogujada montesina.

    Ya fuera de la Hoya, el Parque Periurbano Dehesa del Mercadillo tiene algo más de 137 ha ocupadas principalmente por un pinar de pino piñonero y pies aislados de encina y pino negral. Este verdadero pulmón verde de la ciudad serrana cuenta con una alta biodiversidad de especies, destacando las rapaces forestales como las águilas calzadas y, sobre todo, las más de 30 especies de orquídeas silvestres descritas, con la que probablemente sea la mayor población de orquídea gigante (Himantoglossum robertianum) de la comarca. Se trata de la orquídea silvestre de mayor porte de las de la provincia, con hojas lustrosas, fuertes y de grandes dimensiones que tienen en el centro el escapo floral de colores entre púrpura a blanco verdoso en las hipocromáticas localizadas aquí. Hay una interesante población de lagartija colirroja en estos arenales y se localiza con frecuencia la culebra de cogulla (Macroprotodon brevis), la especie malagueña de menor tamaño, siendo raro que superen los 50 cm de longitud. De colores discretos, destaca su diseño facial de tonos oscuros y negros y su hocico romo. Tiene hábitos semisubterráneos y caza lagartijas y eslizones principalmente.

    La Senda pasa justo por el lugar en que el Guadiaro comienza a llamarse como tal, en la confluencia del río Guadalevín con el Guadalcobacín, un lugar muy emblemático para la comarca. La recuperación de la fauna piscícola tras la instalación de la estación de depuración de aguas residuales es más que evidente aquí. Es relativamente fácil observar enormes barbos desde el puentecito que salva el segundo río, galápagos leprosos y diversas aves limícolas (sobre todo andarríos grandes y chicos, cigüeñuelas, chorlitejos chicos, ánades reales, agachadizas comunes, garzas reales o pollas de agua) y es fácil ver una pareja local de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) una de las pocas parejas de la provincia, que aquí no solo es nidificante si no también residente, es decir, invernante en este caso. Hay un cartel alusivo a la ornitofauna en este lugar.

    Los sotos fluviales están bastante bien conservados en los puntos en los que se accede al río, tanto la Hoya del Tajo como la Estación de la Indiana. Abundan los chopos, fresnos, saos y mimbres y, en los claros, adelfas y aneas.

    La primera cuesta de importancia comienza aquí, por el pie de monte de la sierra del Algarrobo conocida como Los Pajarejos, ocupada por un retamal denso con palmitos, acebuches y algunas encinas.  El devenir el río Guadiaro se observa desde atalayas privilegiadas durante el ascenso al puerto de Ronda, con su rectilínea dirección nordeste suroeste. Y es en esta zona donde recibe el primer aporte de importancia, el del Río Gaduares o Campobuches cuando sale por la Cueva del Gato. Aproximadamente en el puerto de Ronda, bajo 150 metros de roca calcárea, discurre uno de los cavernamientos más interesantes y famosos de la provincia de Málaga, el Sistema Hundidero Gato.

    Ya cerca de Benaoján, hay que destacar el paraje de La Vega, una nava identificable como una uvala cárstica atravesada por el arroyo de la Vega. Pese a lo mermado del caudal y la creciente contaminación del arroyuelo, hay ratas de agua, galápagos, ranas comunes, culebras de agua y, en un encharcamiento cercano hacia el este, una importantísima zona de reproducción para el sapo común, el sapillo moteado, la salamandra común y el sapo corredor.

    El segundo aporte en importancia del recién estrenado Guadiaro es el Nacimiento de los Cascajales. Esta surgencia drena las sierras de Líbar al oeste de Benaoján y es uno de los espectáculos más impactantes de la naturaleza en la Serranía de Ronda cuando carga tras fuertes lluvias. Aquí hay mirlo acuático, lavanderas blanca y boyera y se ha citado el rarísimo musgaño de cabrera. Los laterales del cauce amurallado están ocupados por saos y, más abajo, mimbres y fresnos.

    Cabe destacar de esta etapa el tramo paralelo al río Guadiaro por su abundancia de mariposas, entre las que destacan Gonepteryx rhamni (limonera) y Gonepteryx cleopatra (Cleopatra). Ambas especies tienen el mismo tamaño, entre 4 y 7 cm de envergadura alar, y son fáciles de identificar en vuelo, especialmente los machos: el de limonera es completamente amarillo, mientras que el de Cleopatra muestra un llamativo color naranja en las alas delanteras, y amarillas las traseras.

    En zonas con relativa humedad y suelos arcillosos, vive la escolopendra (Scolopendra cingulata). Este ciempiés puede llegar a medir 10 cm y posee 21 pares de patas. Las dos primeras se han convertido en forcípulas, una especie de garfios con los que inocula el veneno, y las dos últimas, mucho más desarrolladas que el resto y provistas de espinas, las utiliza para inmovilizar su presa y así inocular el veneno con las forcípulas. Puede picar accidentalmente a humanos, mascotas, ganado… pero por lo general no reviste gravedad. Este veneno actúa sobre el sistema nervioso central de la presa, produciéndole dolor o parálisis. Estos efectos hacen que sea de interés en la investigación médica contra enfermedades, siendo usados en medicamentos contra la diabetes, hipertensión y dolor crónico.

  • Los ríos y el agua

    La Gran Senda de Málaga ya ha conocido a dos de los afluentes que forman el Guadalevín, los Arroyos de la Toma y del Lancero. Originariamente denominado Arroyo Carboneras desde su nacimiento en los pinsapares de Ronda, el río Guadalevín o río Chico toma su nombre en los Llanos de Aguaya y recibe un aporte más, el Arroyo de las Culebras, antes de cortar en dos la meseta donde se construyó la ciudad de Ronda. Cuando sale al otro lado del cañón, que se ha salvado con tres puentes en total a lo largo de la historia, abre una gran caldera ovalada delimitada por enormes cortados, los del Tajo de Ronda.

    Las huertas de sus márgenes han tenido mucha fama en la ciudad desde siempre, y son uno de los lugares de crianza del Pero de Ronda, una variedad local de manzana. En la salida de la garganta existían numerosos molinos harineros y una central hidroeléctrica que en la actualidad tiene otra ubicación y se deja a la derecha del sendero. La salida del agua sobrante de la central está justo en el puente sobre el Guadalevín que utiliza la Gran Senda para vadearlo.

    Las aguas residuales de Ronda se encauzaron en un túnel subterráneo que se cruza un poco antes de subir al Puerto de la Muela. La salida de esta infraestructura de la pared del Tajo puede verse mirando hacia el este. El destino de los residuos líquidos se aprecia desde el kilómetro 4 aproximadamente, justo antes de la Indiana, mirando hacia el oeste. Se trata de la Estación Depuradora de Aguas Residuales que permitió después de una larga época de contaminación la recuperación del Río Guadalevín.

    La Senda pasa justo por el lugar en que el Guadiaro comienza a llamarse como tal, en la confluencia del Río Guadalevín con el Guadalcobacín, un lugar muy emblemático para la comarca. La recuperación de la fauna piscícola es más que evidente aquí. Es relativamente fácil observar enormes barbos desde el puentecito que salva el segundo río, galápagos leprosos y diversos pájaros limícolas. Hay un cartel alusivo a la ornitofauna en este lugar.

    Los sotos fluviales están bastante bien conservados en los puntos en los que se accede al río, tanto la Hoya del Tajo como la Estación de la Indiana. Abundan los chopos, fresnos, saos y mimbres y, en los claros, adelfas y aneas.

    El devenir el Río Guadiaro se observa desde atalayas privilegiadas durante el ascenso al Puerto de Ronda, con su rectilínea dirección nordeste suroeste. Y es en esta zona donde recibe el primer aporte de importancia, el del Río Gaduares o Campobuches cuando sale por la Cueva del Gato. Aproximadamente en el Puerto de Ronda, bajo 150 metros de roca calcárea, discurre uno de los cavernamientos más interesantes y famosos de la provincia de Málaga, el Sistema Hundidero - Gato.

    El segundo aporte en importancia del recién estrenado Guadiaro es el Nacimiento de los Cascajales o del Molino del Santo. Esta surgencia drena las Sierras de Líbar al oeste de Benaoján y es uno de los espectáculos más impactantes de la naturaleza en la Serranía de Ronda cuando carga tras fuertes lluvias. Ya desde el nacimiento parten dos acequias para los riegos de verano y hay una tercera un poco más abajo. El acceso al Nacimiento, como se le conoce también, es muy fácil desde el final de La Trocha, pero desde el sendero peatonal enlosado del Ayuntamiento de Benaoján hay unas buenas panorámicas del conjunto.

  • Fauna

    Aves

    El inicio se produce en un entorno urbanizado, si bien acopia los ingredientes propios de una zona de cortados rocosos, tan frecuentes en este entorno serrano. Una vez dejado atrás el tajo de Ronda y los escarpes de la Alameda, la senda transcurre por zonas de cultivo donde los cauces fluviales desempeñan un papel protagonista. Se pasa una zona de pino piñonero y tras dejar atrás vegetación de ribera de alto porte y cruzar el río, se avanza por una formación de retamas, con algunas encinas y acebuches, que nos conducen al puerto de Ronda, entre olivos en su parte final. Desde aquí hasta Benaoján se cruzan zonas de cultivo con presencia de vegetación natural en el último tramo que conduce hasta la estación de Benaoján, donde se encuentra el final de etapa.

    Especies Singulares

    La etapa comienza en un entorno impresionante por su verticalidad y dimensiones. Aquí es la fauna rupícola la que domina el cielo, con especies carismáticas como el halcón peregrino, cernícalo vulgar, cernícalo primilla, paloma bravía, los vencejos pálido, común y real, avión roquero, colirrojo tizón y la acrobática chova piquirroja, que podremos ver a escasos metros desde el mismo puente Nuevo.

    A pesar de estar tan cerca de la ciudad los primeros pasos del recorrido acogen búho real, cárabo, autillo y lechuza común, por lo que una salida nocturna puede verse recompensada a nivel sonoro y acercarnos a las rapaces nocturnas. Una vez en lascercanías del cauce la comunidad de paseriformes se enriquece notablemente, con 4 especies de hirundínidos durante la época de cría (avión común y roquero y golondrina común y dáurica, a las que se suma el avión zapador durante las migraciones), lavanderas blanca y cascadeña, petirrojo, ruiseñor común, collalba rubia, tarabilla, mirlo común, curruca capirotada y cabecinegra, carbonero común, grajilla, estornino negro y pinto, oropéndola, gorrión común, pinzón vulgar, jilguero, verdecillo, verderón, pardillo, escribanos montesino y soteño, y tan pronto nos adentremos en zona de cultivo aparecerán la cogujada común, el buitrón y el triguero. Conocer el reclamo que emite el martín pescador nos ayudará a detectarlo a lo largo del tramo que recorremos en la ribera del río, ya que resulta bastante más fácil oírlo que verlo en sus rapidísimos vuelos.

    El ambiente serrano propicia que sean varias las especies de rapaces que podamos observar en la etapa, destacando al buitre leonado, las águilas culebrera, perdicera y calzada, ratonero común y gavilán, además de las ya mencionadas. En invierno son destacables las concentraciones de estorninos y fringílidos que pueden producirse en el entorno de La Indiana, con especies como el lúgano y el pinzón real presentes en la zona.

    El regreso a las encinas, en la subida al puerto de Ronda, enriquece la comunidad de aves con abubilla, collalba rubia y curruca mirlona como especies destacadas. Ante la aparición de nuevos afloramientos rocosos la collalba negra hace acto de presencia, y aparece el colirrojo tizón como especie reproductora. Ya en las zonas de huerta el bisbita común, lavandera blanca y tarabilla serán las especies más frecuentes. En la zona de bajada hasta la estación predominan los aviones comunes y roqueros, que se mezclan con los vencejos en sus rápidos vuelos. Especies como el mochuelo, abejaruco, cuco y tórtola común, también habitan el recorrido de la etapa.

    Si desea más información sobre esta etapa (localización, fenología o valores naturales), pinche aquí.